enfrdeitptrues

Deprecated: Methods with the same name as their class will not be constructors in a future version of PHP; plgContentSimpleDisqus has a deprecated constructor in /home2/ene24coo/public_html/spanish/plugins/content/simpledisqus/simpledisqus.php on line 13

Reportando desde la sierra en la provincia noroccidental de Huancabamba, Piura, Perú, Andrea Westcott-Lacoursiere, Cooperante Canadiense del Fundación de Desarrollo Cooperativo de Canadá (anteriormente conocida como la Asociación de Cooperativas Canadienses) comparte la historia de Isella Torres Castillo, una mujer y joven inspiradora y miembro de la Cooperativa Norandino. Andrea viene  apoyando al equipo Norandino en el enfoque de  igualdad de género y compromiso con la  juventud,  dentro del programa INVEST COOP Perú.

           

Recientemente tuve la oportunidad de conocer a una joven creativa e innovadora llamada Isella Torres Castillo cuando acompañé la Cooperativa Norandino a una 'Chocolatada' o fiesta navideña para niños y niñas. La 'Chocolatada' es una tradición de Navidad distinta en Perú, y fue la primera vez que asistí a uno de estos eventos. Ahora sé que la Chocolatada se caracteriza por compartir una taza de chocolate caliente, panteón, algunos dulces y juguetes para los niños. ¡Por supuesto, la Chocolatada también comparte alegría navideña! Cada año, la Cooperativa Agraria Norandino por sorteo elige a una cooperativa primaria o zonal, donde se llevará a cabo la Chocolatada. Este año, se seleccionó la hermosa, pero aislada Ceja de selva en Carmen de la Frontera -  Huancabamba.

 

Para  Isella Torres Castillo, "la Chocolatada es algo mágico, es un momento para unirnos, para ser felices y para agradecer a Dios por lo que tenemos. El hecho de que Carmen de la Frontera haya sido elegida este año significa mucho para nuestra comunidad ". Isella explica que esas áreas rurales, en las tierras altas de Piura, son algunas de las comunidades más olvidadas del Perú. Sin embargo, "la Chocolatada con Norandino fue un día muy especial para los niños, niñas y las familias de esta zona, y se podía ver que todos tenían una gran sonrisa en la cara. Esta fue la primera vez que los niños han visto a Santa o Papá Noel.” Durante la chocolatada, Isella aprovechó la oportunidad para agradecer a la Cooperativa Agraria Norandino y la Fundación de Desarrollo Cooperativo de Canadá por su apoyo continuo, afirmando cómo las capacitaciones que han recibido han empoderado a las mujeres, los jóvenes y los hombres dentro de la comunidad y los puso en el camino correcto para el éxito.

 

La semana siguiente a la Chocolatada, me senté con Isella en su casa en el pueblo cercano de Huachumo, para que ella pudiera compartir su historia conmigo y discutir de los cambios que su comunidad ha experimentado en los últimos años. A la edad de 29 años, Isella Torres Castillo es una líder en su comunidad, la madre de un niño de 11 años llamado Snider, y la vicepresidenta de la Zonal Carmen de la Frontera de la Cooperativa Norandino, de la cual es socia desde el 2011 (seis años). Actualmente participa activamente  en una de las escuelas de liderazgo de INVEST Perú, que han ofrecido una serie de capacitaciones para futuros líderes, incluyendo temas como: la autoestima, el modelo y los valores cooperativos, la gestión empresarial y la igualdad de género.

 

Isella describe su comunidad como un lugar de extraordinaria belleza natural, las familias generalmente producen café, azúcar de caña y plátanos, entre otros cultivos. Sin embargo, el azúcar de caña históricamente ha generado poco beneficio, por lo que los productores utilizaban  los ingenios azucareros tradicionales o trapiches  para producir un fuerte alcohol de caña de azúcar, conocido como 'cañazo'. Isella explica que, como resultado de esta actividad se generaba el alcoholismo, que se convirtió en un problema importante en su comunidad, relacionado con los altos niveles de violencia contra la mujer y demás miembros de la familia.

 

Además, el consumo excesivo de alcohol aumentó la carga de trabajo, el mismo que recaía sobre las mujeres, quienes  tenían que realizar tanto el trabajo productivo como el reproductivo. Además, el alcoholismo prevaleciente impidió el desarrollo de su comunidad ya que a la mayoría de los hombres no les preocupaba mejorar las condiciones de vida de sus familias. Ante esta situación, Isella, junto con otras mujeres, jóvenes y autoridades de su comunidad se organizaron para gestionar un proyecto de desarrollo; logrando  el compromiso  de las  organizaciones no gubernamentales y del  estado (Gobierno regional, provincial y local) para obtener la aprobación y el apoyo de un proyecto para construir una planta de procesamiento de azúcar o panela granulada. Con esta planta, los productores ahora pueden producir panela orgánica de alta calidad que la consumen y también exportan a través de su cooperativa.

 

Según Isella, esta iniciativa ha cambiado la vida de muchas personas que han dejado de consumir alcohol para dedicarse a la producción mucho más lucrativa de la panela certificada orgánica y Fairtrade. El mercado para la panela es de alta calidad, así como el café y  se garantiza a través de la Cooperativa Agraria Norandino. Con el aumento en los ingresos por la panela y el café, ha permitido a muchos productores mejorar sus condiciones de vida, ampliar sus áreas de cultivo y aspirar  a un futuro mejor para su familia.

 

…"Nuestra comunidad sufría de alcoholismo. Los productores producían alcohol fuerte para beber y vender porque la caña de azúcar valía muy poco. Pero ahora, gracias a Dios, a la cooperación de las ONG y la Cooperativa Agraria Norandino nos llena de orgullo porque producimos  un producto saludable con el que podemos apoyar a nuestras familias".

 

Isella nota que este proceso de desarrollo no fue fácil para su familia,  e incluso su hijo le decía que no creía que ella lo amaba  porque ella tuvo que dedicar tiempo a esta iniciativa, dejaba  a su esposo Alttemiso e hijo en casa para asistir a las reuniones.  Aunque fue muy difícil para ella, pero ella trató de explicar siempre a su familia que estaba luchando: "Esto es para ti. Quiero que tengas una vida diferente, una vida mejor ".

 

Isella explica que ahora, dentro de su propia familia, ella y su esposo  se comunican mucho mejor, comparten roles y responsabilidades, y con los ingresos adicionales que ha estado ganando, espera ahorrar suficiente dinero para construir una vivienda mejor. Con las capacitaciones en curso y el apoyo de Norandino y CDF Canadá, Isella tiene grandes esperanzas para el futuro.

 

"Nadie puede quitarnos los entrenamientos. Nos han empoderado, construido nuestra autoestima y nos hicieron darnos cuenta de que somos fuertes y que podemos hacer una diferencia. Nada es imposible en esta vida. Ahora sabemos que tenemos líderes capaces y fuertes en nuestra comunidad. Mi sueño sería que muchas más mujeres y jóvenes reciban capacitaciones ".

 

¡La familia Norandino y CDF Canadá desean desearle una muy Feliz Navidad y un Feliz Año Nuevo!

 

 

Escrito por: Andrea Westcott-Lacoursiere, Cooperante de Género y Juventud con INVEST COOP Perú